domingo, 18 de octubre de 2015

Comentario de Texto: Juguemos de Elvira Lindo, EL PAÍS 12/01/2011

Comentario de Texto
Juguemos
Jugar en la calle. Jugar en grupo. Esa es la actividad extraescolar que un grupo de educadores y psicólogos americanos han señalado como la asignatura pendiente en la educación actual de un niño. Parecería simple remediarlo. No lo es. La calle ya no es un sitio seguro en casi ninguna gran ciudad. La media que un niño americano pasa ante las numerosas pantallas que la vida le ofrece es hoy de siete horas y media. La de los niños españoles estaba en tres. Cualquiera de las dos cifras es una barbaridad. Cuando los expertos hablan de juego no se refieren a un juego de ordenador o una playstation ni tampoco al juego organizado por los padres, que en ocasiones se ven forzados a remediar la ausencia de otros niños. El juego más educativo sigue siendo aquel en que los niños han de luchar por el liderazgo o la colaboración, rivalizar o apoyarse, pelearse y hacer las paces para sobrevivir. Esto no significa que el ordenador sea una presencia nociva en sus vidas. Al contrario, es una insustituible herramienta de trabajo, pero en cuanto a ocio se refiere, el juego a la antigua sigue siendo el gran educador social.
Leía ayer a Rodríguez Ibarra hablar de esa gente que teme a los ordenadores y relacionaba ese miedo con los derechos de propiedad intelectual. No comprendí muy bien la relación, porque es precisamente entre los trabajadores de la cultura (el técnico de sonido, el músico, el montador, el diseñador o el escritor) donde el ordenador se ha convertido en un instrumento fundamental. Pero conviene no convertir a las máquinas en objetos sagrados y, de momento, no hay nada comparable en la vida de un niño a un partidillo de fútbol en la calle, a las casitas o al churro-media-manga. Y esto nada tiene que ver con un terror a las pantallas sino con la defensa de un tipo de juego necesario para hacer de los niños seres sociales.
Elvira Lindo, EL PAÍS, 12/01/2011

Estructura
Estructura Externa: Divide su contenido en dos párrafos de diferente extensión. La estructura interna se divide en tres partes:
  • Introducción: marca el tema del que va a hablar, su opinión acerca de un informe de educadores y psicólogos americanos. Lineas 1-3 (hasta ciudad)
  • Desarrollo: expone los datos, argumentos y ejemplos sobre el tema. Líneas 4-16 (hasta fundamental)
  • Conclusión: expone la tesis planteada en su artículo, la compaginación de actividades sociales y tecnológicas en la calle y en casa. Líneas 17-20. (desde fundamental hasta el final)

Tema
La autora usa un informe de educadores y psicólogos americanos para defender su tésis sobre los niños hoy día que no salen a la calle a jugar, cuando es algo muy importante para su educación.


Resumen
Elvira Lindo habla de un informe de educadores y psicólogos americanos que informa de que los niños salen muy poco a jugar a la calle, algo que es muy recomendable y beneficioso para ellos. 
La inseguridad de los niños en la calle puede ser un problema, pero también lo es que los niños pasen una cantidad de horas excesivas delante de una pantalla, por lo que lo ideal sería una combinación de ambas actividades.

Comentario de Texto
Lindo muestra su opinión acerca de que los niños jueguen cada vez menos en la calle y más en casa por medio de aparatos electrónicos, (ordenadores, videoconsolas, etc) basándose en la media de horas frente a estos, en un artículo de opinión el 12 de enero de 2011. Y resulta que es cierto, a día de hoy se ven muy pocos niños jugando en la calle o descampados, y pocos son los que nos encontramos en parques, que siempre están acompañados muy de cerca por sus padres.
Es cierto que las calles son muy inseguras, y más aún a ciertas horas del día y en ciertos barrios, lo que explica el escaso número de niños y niñas que se atreve a jugar fuera. Es por esto que recurren a los juegos de ordenador, las videoconsolas, etc; y no salen al exterior.
Las máquinas se han convertido en una muy buena herramienta de trabajo, un ejemplo es el IES Chaves Nogales donde el uso de la tecnología ayuda a poder estar en contacto con los profesores y tener un rápido acceso a información de las materias que el alumno este cursando.
Sin embargo el uso de redes sociales presenta riesgos psicológicos, sociales e incluso morales o delictivos ya que muchos adolescentes intercambian imágenes, vídeos, experiencias, amores y desamores; pero, también, esto sirve para que pederastas lo tengan más fácil o incluso para el aumento del acoso escolar y laboral y la violencia entre menores.
Entonces, si hay tantos peligros en cuanto a la seguridad de los niños, ¿qué es lo mejor que podríamos hacer? En mi opinión lo mejor es dar a conocer a los niños lo que debe hacer y evitar en ambos ámbitos, tanto no hablar con desconocidos por internet o evitar entrar en páginas engañosas como saber a que horas y donde puede salir a jugar con amigos con la seguridad de que no les vaya a suceder nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario